sábado, 26 de abril de 2008

"El Nudista"


Hombrecito desnudo en
verde,negroy azul

miércoles, 23 de abril de 2008

martes, 22 de abril de 2008

"La Tragica vida de Inocencia Cadalso"(Una mujer con olor a bencina)

...Y mientras el dulce recuerdo de La tia Piruca se evaporaba como un perfume barato...Porota seguía mirándonos, como un enorme faro que alumbraba lo poco que quedaba de las dos viejas despatarradas en el piso...La prima habia llegado hasta esta casa para algo..pero..¿QUE?
no atinábamos a preguntarle nada, sobre todo yo, que si bien era la única que estaba de pie,y por esa misma condición, pensante,sentía de manera desproporcionada, correr el miedo por todo lo largo de mi cuerpo, como una gallina dispuesta a defender el cogote, de la retorcida letal...
La prima Porota nos estudiaba con desprecio, lentamente, y con solo verle el rictus de la boca , se adivinaba lo arrepentida que debia sentirse por pertenecer a la rama mas podrida de este árbol familiar,un árbol que parecía haberse regado, secretamente, con el orin de los prejuicios de un escudo genealógico, tapizado por el desamor y la calumnia...
Teníamos miedo, esa era la única verdad.
De pronto, Piruca abrio´ la boca, y lo que dijo, fue como una lluvia de verano, despues de soportar 40 grados de calor a la sombra...nada era tan terrible, ni tan intenso, ni siquiera era ...¡NADA!
Porota habia llegado hasta nosotras, para repartirnos las invitaciones de su feliz, y largamente esperado casamiento con el bueno del dr. Pasalaccua, algo tan benigno, y mas estúpido, que lunar de carpincho...
Pero...¿cómo podiamos suponer que la imprevista llegada de Porota podia traernos buenas noticias, si todo, desde aquella furiosa y suicida navidad, habia sido una sucesión de desgracias y profecías que se habian cumplido con la rigurosidad del calendario ?...
Asi las cosas...despues que la prima nos ofreció en bandeja su felicidad, las viejas , en el piso, se separaron con la lentitud de una pareja de caracoles de jardin...


continuara´!

"¿No ves que vengo de un país, que esta´de olvido, siempre gris,tras el alcohol?..."

Hombre Argentino bebiendo para olvidar...con gato negro debajo de la mesa

" Vacío ya de amar y de llorar tánta traición..."


Hombre decepcionado y traicionado, sentado en sillon grande

"Tiren botas y alpargatas y bailen "tuitos" en patas..."





Hombrecito de pies GRANDES

viernes, 18 de abril de 2008

"La Tragica vida de Inocencia Cadalso"(Una mujer con olor a bencina)

"La prima Porota, como ya les habia contado una vez, era una mujer grande,de tipo sargentona y de muy pocas pulgas...no sabía lo que significaba el sentido del humor, y todo en su vida, se medía con la vara de la solemnidad y el esfuerzo..."Hay que levantarse temprano, como los milicos..." decía, ése era su lema, ¿para que...? le preguntabamos nosotros,´( su familia), en el caso, de que tuvieramos el coraje de preguntar algo tan estúpido como eso.."Para que´, no interesa"respondia Porota con la misma seriedad de un sepulturero o un politico en el medio de una campaña..."Hay que levantarse temprano, por las dudas..."¿por las dudas de que? insistiamos nosotros,pero... era inútil preguntarse esas cosas, porque...eran "cosas" de Porota...algo tan inevitable como el capricho del tiempo, o el maullido de un gato.
Asi las cosas,Porota habia elegido al Rigor como su aliado,y al Dr Pasalaccua como a ese posible candidato, solidario en eso de compartir los "sufrimientos y pruebas" del Destino, como quien comparte, resignado, el viaje en taxi con un desconocido, o la mitad de un pebete de jamon y queso...pero no estaban las "cosas"en la familia para relajarse y sonreir, bastante habiamos tenido con el "accidente" de Teresita, el infarto de miocardio y posterior mudez de Don Ernesto, la "volatilizacion" de Roque como un panadero de verano...y las ,Ahora, cada vez mas seguidas sesiones de Espiritismo de la abuela, que nos empujaban a escuchar, por la fuerza, voces conocidas..pero no por conocidas, menos muertas...
L a muerte estaba en el aire...dentro de las habitaciones pintadas de verde agua, chapoteando en la vieja bañadera, correteando entre las juntas de alquitran de las baldosas de la terraza...en la vieja cara de la tia Piruca, cuando, sentada en la cocina, revolvia lentamente la yerba del mate recalentado, mientras que con la mirada dura, atravesaba el ventanal que daba al patio, y que la proyectaba, sin escalas, al perfume de esa blusa de otros tiempos, que habian desprendido,en silencio, con la pasion´ del secreto, y en la oscuridad de lo inconfesble...


Continuara´

sábado, 12 de abril de 2008

"La Tragica vida de Inocencia Cadalso"(Una mujer con olor a bencina)

Y fue el sonido de ese timbre, el que nos dejo a las tres mirando en una sola direccion,como esperando lo que tanto habiamos deseado, pero a la vez, temido ...las miradas de la Abuela y la tia piruca planeaban como mariposas viejas en su ultimo vuelo, mientras que yo, endurecida por el terror y la expectativa, solo atinaba a focalizar ese chirrido, despojadondolo del resto de todo.
Miré a las viejas,´ seguian tiradas en el suelo como dos patines de lana, asi que , no quedaba mas remedio que ir a abrir la puerta, y hacer callar a ese timbre que sonaba como el chillido de un chancho...pero, a pesar de que mi cerebro mandaba las ordenes necesarias a mis piernas para que se pusieran en movimiento...el horror que se anidaba como una rata en mi corazon, era mas fuerte que un tormenton´ de verano, sin embargo, apure´la marcha y camine para el fondo.
Entonces... abrí. Y para mi sorpresa,la figura que se recostaba, cansada, en el marco de la puerta, no era otra que la prima porota! Y el alivio fue tal, que todos mis huesos se aflojaron con el mismo bailoteo de un titere al soltarle el piolin... ¡Porota!¿ vos? ¡que alegria..! grite para afuera, con la misma vitalidad de la tia Piruca al barrer la vereda...Porota me miro, y había en esa mirada,casi imperceptible, un dejo de odio y de desprecio, y asi como me miro´,bajó la vista, esquivo mi abrazo, que intuia, falso, como moneda
de lata, apuro el paso y entro´a la casa.
La prima Porota fue hasta al living-comedor, y cuando se topo´con la tia piruca y la abuela Ñata despatarradas en el suelo, penso´ lo peor, y lo peor, fue casi mejor que la serie de desgracias que vinieron despues, tan impensadas como el festejo de un bautismo en mitad de un velorio...


Continuara´!

miércoles, 2 de abril de 2008

martes, 1 de abril de 2008

"La Tragica vida de Inocencia Cadalso"(Una mujer con olor a bencina)

Y fué, finalmente, esa seriedad, la que nos confronto´ de golpe y porrazo con una verdad mas aterradora que la mortecina voz de Teresita zigzagueando entre los labios de la vieja como una culebra de campo...esa verdad que nos relataba la difunta como un comentarista del mas alla´, nos bañó de pies a cabeza, con la revelación del espanto...
Teresita nos "contaba" que su pendular final, no habia sido suicidio, sino un ...ASESINATO.
Y cuando la abuela Ñata abrio la boca finita como una cinta de bautismo para completar la o final, la tia piruca cayo al suelo como una plomada, y el ruido que le hicieron los dientes al chocar contra los mosaicos del living-comedor sonaron como una docena de nueces deshechas por un martillo...y eso fue casi tan aterrador, como la voz de la difunta cayendo de la boca de la vieja, como una cascada fantasmal. La tia Piruca habia quedado despatarrada, y en cruz, sobre el mosaico frio, la abuela seguia gesticulando como un titere del infierno,y lo que escucharon mis oidos, fue todavia mas horrible que la palabra" asesinato"...
Teresita se habia "comprometido"desde la oscuridad del otro barrio, a ensombrecernos la poca racionalidad que todavia conservabamos con la misma devocion de aquel que conserva los primeros mechones de un recien nacido, o las piedras , en alcohol, de una vejiga operada de urgencia...
"El roo...que....fue...el Ro..queeee!!!!" grito la abuela en una incomparable danza circular, y mientras danzaba chocandose como un autito de Kermesse contra la bibliotequita, regalo del tio Adolfo para el aniversario de la muerte de Evita, la tia piruca abrio los ojos como un pulpo, y mirando en derredor, alcanzo a focalizar a la vieja, de golpe, estiro' una de sus piernas, doblo el pie hacia adentro, y como en un gancho de carnicero, atrapo´ el tobillo de la abuela, y en una incomparable pirueta, atrajo a la pobre vieja hacia el suelo, con la misma delicadeza de un peon de campo en el deguello de un chancho...
la abuela ñata aterrizo´ en el piso, como un pato con las patas quebradas, en un charco...
y mientras yo miraba con estupor a las dos viejas enredadas en el suelo,
alguien, afuera, toco´el timbre...

Continuará!